14 ¿QUE TAN DAÑINA ES LA SAL? -
15457
post-template-default,single,single-post,postid-15457,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

14 ¿QUE TAN DAÑINA ES LA SAL?

Por mucho tiempo se ha demonizado la sal sin que se nos explique en detalle que sales evitar, cuáles preferir y en qué cantidad consumirla. ¿Quieres saber más sobre la sal de mesa, de mar, de cordillera y poder tener toda la información a la hora de elegir que usar en tu cocina?

Aquí te cuento en detalle que sal es más saludable consumir y por qué.

 

 

No todas las sales son dañinas, sino que los consejos de profesionales que no recomiendan su consumo, se refieren en exclusiva a la sal procesada, refinada o de mesa, que abunda en todas las casas, en los productos que nos venden como comida y en la mayoría de los restaurantes.

Sal procesada, refinada o de mesa:

La sal procesada, refinada o de mesa la secan a altas temperaturas lo que no permite que sobrevivan sus nutrientes. Se compone en más de un 97% de cloruro de sodio (NaCl) y el resto son iodo o flúor agregado de forma artificial y otros agentes químicos para conservan su estado, bastante dañinos para nuestra salud: blanqueadores, absorbentes de humedad y preservantes.  Nuestro cuerpo no reconoce el NaCl como un alimento natural y gasta una enorme cantidad de energía en digerirla, generando inflamación.

 

Sal natural:

La sal natural contiene un 84% de cloruro de sodio y el 16% restante son minerales de origen natural como el fósforo o silicio, que contribuyen con nuestra salud.

La sal natural tiene una cantidad enorme de funciones dentro de nuestro organismo, como por ejemplo, forma parte de todos los líquidos del cuerpo: sangre, linfa, líquido extra celular, líquido amniótico, etc.; junto con los vasos sanguíneos mantiene y regula la presión arterial; participa de la bomba sodio-potasio, fundamental en los procesos bioquímicos del cuerpo, etc.

Entonces, ¿debemos evitar la sal en exceso? claro que sí, nada en exceso es bueno, ni siquiera el agua o el oxígeno, pero debemos consumirla según las necesidades de nuestro cuerpo, y siempre de forma natural, no refinada ni procesada.

Si te excedes en el consumo de sodio, nuestro cuerpo compensará con agua y se generarán enfermedades o síntomas en respuesta a este exceso: celulitis, gota, cálculos renales y alzas de presión arterial, entre otras.

 

¿Qué opciones de sal natural tenemos?

La sal de mar o la sal de cordillera, esta última ha madurado en la cordillera y suele ser mucho más rica en minerales. Podemos encontrar la de la Cordillera de Los Andes y del Himalaya, poseen una energía vibracional especial por el tiempo de maduración por el que pasaron y suelen ser de color por la cantidad enorme de minerales que contiene. Son más caras, pero una buena opción es ir alternándola con sal de mar o, como hacemos acá, dejarla para la mesa y la de mar, para cocinar.

 

Te invito hoy a cambiar la sal que utilizan en casa, parte probando con la sal de mar, notarás la diferencia, más aun si eres hipertenso o sufres de cálculos renales o gota.

 

Un abrazo grande!

Loreto

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.