Sobrepeso y Obesidad: ¿Por qué una dieta para perder peso no funciona?
15668
post-template-default,single,single-post,postid-15668,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

SOBREPESO Y OBESIDAD: ¿POR QUÉ UNA DIETA HIPOCALÓRICA NO FUNCIONA?

 

 

En Chile más del 74% de la población adulta sufre de sobrepeso y obesidad. La Encuesta Nacional de salud 2016-2017 reveló que el 39,8% de la población chilena tiene sobrepeso, 31,2% obesidad y 3,2% obesidad mórbida, lo que nos pone en el primer lugar en Latinoamérica.

Sufrí de sobrepeso en mi adolescencia y cuando consultaba con médicos y nutricionistas la indicación siempre fue:

  • una dieta pauteada, con un tope máximo de calorías diarias.
  • exceso de lácteos y  de productos light o diet.
  • restricción de alimentos naturales.
  • un plan de ejercicio intenso para quemar esas calorías consumidas.

Moría de hambre y lo pasaba pésimo. ¡Probé todo tipo de dietas! y claro, bajaba, pero al tiempo me aburría, la dejaba y volvía a mis antiguos pésimos hábitos, recuperando los kilos perdidos o incluso más.

Hoy, desde los ojos de la medicina y nutrición integrativa, puedo comprender que el sobrepeso tiene causas multifactoriales: esto de equilibrar lo que entra con lo que quemas,  supone un equilibrio de todos los sistemas de nuestro cuerpo, que cuanto gasto no esta influenciado ni por las hormonas, ni por mi nivel de estrés y asume un alimento como beneficioso solo si no tiene tantas calorías ni grasas y sataniza alimentos que aportan una gran cantidad de nutrientes, solo por su alto contenido de grasas o calorías.

Después de años de estudio entiendo que el manejo del sobrepeso implica revisar muchísimas variables, que desarrollaré al detalle en las siguientes publicaciones, con la idea de educarte y ser tu capaz de elegir que es lo mejor para ti.

Hoy en día el sobrepeso, la obesidad y las enfermedades crónicas asociadas a estas patologías, como diabetes, resistencia a la insulina, dislipidemias, enfermedades cardiovasculares, etc. siguen en aumento y no se ha hecho un esfuerzo real por educar a la población y lograr revertir el crecimiento que han tenido en los últimos años. Es necesario que la población aprenda como funciona nuestro cuerpo de forma holística y desde ahí optar por lo que los beneficia y sana. Que dejen de recibir solo instrucciones a seguir, sin conciencia del beneficio real que estás generan. Que se saquen la esperanza irreal de revertir en poco tiempo y en base a dietas restrictivas, síntomas y signos que se han manifestado en respuesta a años de malos hábitos de alimentación y de vida.

 

Los siguientes son algunos puntos importantes a revisar cuando queremos evaluar que es lo que no nos permite bajar de peso:

1.- Alimentos procesados: los alimentos light o diet que consume la mayoría de las personas con sobrepeso, son productos procesados, llenos de químicos (saborizantes, colorantes, espesantes, preservantes, etc.) que nuestro cuerpo identifica como agresores y reacciona a ellos generando anticuerpos, inflamándonos y enfermándonos física y emocionalmente.

2.- Se restringen alimentos naturales y sanos (plátanos, palta, papas o camote, uvas, etc.) por su cantidad de calorías, azúcar o grasa sin considerar el desequilibrio del punto de vista nutritivo que se genera con la dieta restrictiva indicada. ¿Que es más sano, un plátano o un yogurt light?

3.- El manejo del estrés no suele asumirse como necesario cuando consultamos para bajar de peso y la realidad es que si queremos quemar grasa, debemos mantener nuestras hormonas del estrés controladas (adrenalina y cortisol), sino nuestro cuerpo no tendrá ninguna intención de disponerse a quemar, todo lo contrario, está demasiado ocupado consiguiendo energía fácil y rápida para aguantar los requerimientos del ritmo acelerado. Y el cortisol, asociado al estrés crónico y permanente (periodos de hambruna de la antigüedad) activa la acumulación de reservas de grasa para sostener este período supuesto de escasez.

4.- El ejercicio no debe ser necesariamente solo cardio mega intenso y en ayunas, con solo 30 minutos de caminata rápida es suficiente y con solo lograr un aumento de la masa muscular lograrás que se acelere tu metabolismo en reposo y que los mecanismos quemadores de grasa sean mas eficientes.

5.- La falta de medidas que nos generen bienestar, el estrés o vivencias emocionales mal trabajadas y el cada vez mas alto consumo de alimentos procesados, además, generan disbiosis, un desbalance de nuestra microbiota intestinal, que además no permite una adecuada digestión y absorción de nutrientes y nos predispone a estar constantemente inflamados, en un circulo vicioso del que se hace muy difícil salir. (Puedes revisar más sobre la digestión y absorción de nutrientes aquí.)

 

Es necesaria una mirada integral y personalizada para poder evaluar que variables deben trabajarse en este camino de llevar nuestro cuerpo a dejar de pedirnos comida para: acallar emociones contenidas, mejorar la salud intestinal y en consecuencia lograr una digestión y absorción de nutrientes que no nos mantenga en constante carencia y al cuerpo pidiéndonos nutrirlo permanentemente. Que sepamos manejar y calmar nuestras hormonas del estrés, que no nos permiten entrar en ese estado de calma tan necesario para el cuerpo para poder sanarse, regenerarse, limpiarse y desintoxicarse y en consecuencia bajar de peso.

El cambio personalizado de hábitos de vida es primordial para que nuestro cuerpo se sienta en condiciones de pedir solo lo que necesita y podamos acercarnos a ese peso y bienestar que anhelamos.

Si quieres seguir educándote sobre que variables debes trabajar en tu lucha por bajar de peso suscríbete a mi newsletter y recibe todas las semanas información valiosa para implementar en tu camino hacia tu mejor versión.

Un abrazo grande!

Loreto

 

PD: Si te pareció interesante este artículo, no dudes compartirlo en redes sociales.