¿QUIERES COMPRENDER POR QUÉ COMES POR ANSIEDAD Y CÓMO EMPEZAR A TRABAJAR EL SALIR DE AHÍ? -
15356
post-template-default,single,single-post,postid-15356,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

¿QUIERES COMPRENDER POR QUÉ COMES POR ANSIEDAD Y CÓMO EMPEZAR A TRABAJAR EL SALIR DE AHÍ?

Una de las consultas que más recibo es como poder controlar la ansiedad por comer.

A la ansiedad se le atribuye la responsabilidad de muchas decisiones no conscientes en la vida y es importante poder entender el significado de ansiedad como lo que implica en sí y el trasfondo de qué es lo que genera ese estado ansioso a ratos incontrolable.

Si me baso en la definición médica del trastorno de ansiedad generalizado, obtengo esta descripción: “Ansiedad y preocupación excesivas (expectación aprensiva) sobre una amplia gama de acontecimientos o actividades (como el rendimiento laboral o escolar), que se prolonga más de 6 meses. Al individuo le resulta difícil controlar este estado de constante preocupación.” Luego describe un listado de síntomas y signos que se toman como criterio diagnóstico y  luego la desglosa en los distintos gatillantes de esta ansiedad o preocupación.

Si quiero entender la ansiedad desde una visión holistica del ser humano, debo detenerme y observar que la descripción de ansiedad obedece netamente a un estado mental que se genera en respuesta a una preocupación. ¿Y que hay detrás de esa preocupación? Si buscas el trasfondo de la ansiedad en sí, siempre tendrá una emoción asociada y es por eso que cuando sientes que comes por ansiedad, lo primero que debes hacer es identificar que emoción carente quieres llenar con esta conducta, para qué te comerás este alimento en específico, enfocarte en comprender que estás buscando en la comida la solución a aquello que depende de otra respuesta o conducta por parte de nosotras.

Si te pido que me describas que es la comida para ti, lo mas probable es que se te vengan a la mente adjetivos placenteros, como que es deliciosa, rica, exquisita, etc. ¿Que buscas con ese bocado? saciar el hambre, la sed o que alguien te abrace y te de amor o que te agradezca por algún hecho puntual, por ejemplo?

Esas carencias emocionales que intentas tapar con la comida son las que tienes que ser capaz de descubrir, acatar y permitirte desde ahí crecer y sanar, con el dolor que esto implica.

Por lo general son:

 1. Emociones antiguas, de la infancia o la juventud, que han estado ahí años sin ser acatadas, abrazadas y resueltas. Manifiestan un fluctuar permanente entre el cuidarte y postergarte, entre querer ser saludable y aplazarlo para después y eso puede manifestarse como atracones o comilonas en exceso, restricción extrema de comida, hacer ejercicio en extremo para quemar lo ingerido o andar contando las calorías de todo lo que comes, manifiesta una necesidad de control que necesitas para poder manejar el miedo que da el permitirte fluir en tu necesidad de alimentos y el poder comprender el trasfondo real de tu conducta al comer.

2. Suele tener que ver con un patrón de vida que no solo aplicas a la comida, sino que es probable que se manifieste también en como te relacionas con los otros, con el dinero, con el amor, etc. Es probable que si eres compulsiva para comer también lo seas en como llevas tu relación de pareja, o que seas compulsiva para comprar. Y muchas veces esta adicción suele estar asociada a otro tipo de adicciones: al ejercicio, al trabajo, al alcohol, al tabaco, etc. en el fondo conductas que te mantendrán desconectada de esa molestia emocional inicial y evadirla sin resolverla sería tu forma de manifestarte frente a ellas incluso por toda la vida.

3. Malos hábitos de como te enfrentas a la comida: como base fundamental de cualquier celebración o reunión familiar o amigos, como premio o castigo a tu esfuerzo, etc.

Por eso es importante desde ya que tomes acción para comprender que buscas con esa conducta ansiosa y  que empieces a poner atención a tu actuar antes de llevarte cualquier bocado a la boca, de si realmente tienes hambre o estas comiendo por ansiedad.

¿Como puedo diferenciarlas?

  • El hambre por ansiedad aparece bruscamente, debe ser saciada inmediatamente, es un hambre por un alimento específico y por lo general no te generará una pronta saciedad, sino que comerás por un buen rato y en exceso.
  • El hambre real es de inicio lento, puedes esperar un tiempo antes de saciar el hambre sin que te genere ningún estado emocional acompañante, estás abierta a comer lo que tengas a mano o un plato de comida sin problemas para saciarla y te generará una saciedad adecuada que te permitirá parar de comer y una digestión adecuada.

Haz el ejercicio de primero identificar que tipo de hambre es la que acaba de aparecer, si la identificas como ansiedad tratar de comprender que quieres lograr con esa ingesta ansiosa, que emoción está asociada a ella y que esperas que la comida genere en ti y que acción o comportamiento podría reemplazarla y generar el mismo estado de alivio.

Si el poder hacer conciencia de lo que te quiere decir tu conducta te parece muy difícil o imposible de lograr, te sugiero pedir ayuda a un profesional que te permita conectar con la raíz de tu comportamiento y trabajarlo desde ahí.

Un abrazo!

Loreto

No Comments

Post A Comment