No busques la felicidad, sé feliz hoy.
15762
post-template-default,single,single-post,postid-15762,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

NO BUSQUES LA FELICIDAD, SÉ FELIZ HOY

¿Eres feliz?

 

¿Sientes que estás en una búsqueda constante de la felicidad y esta no llega nunca a tu vida?

 

Creo que dentro del inconsciente de la mayoría de las personas, existe esa necesidad de lograr esa vida perfecta e irreal de cuentos de fantasía o de película: sin problemas, sin preocupaciones, sin enfermedades, sin ningún tropezón o lomo de toro que entorpezca el fluir por ella.

Pretender que la vida sea un estado permanente de calma, de no preocupación, que nuestro estado de ánimo se mantenga en alto por siempre, sin variaciones, es soñar con algo que demorarás mucho en concretar o definitivamente nunca será parte de tu realidad.

Suponer que nada te sacará de ese estado de soledad en el que te encuentras, o nunca pasará la pena por aquella pérdida o por esa situación cotidiana puntual, es asumir que ese estado de felicidad que anhelas es así de inalcanzable.

El poder disfrutar independiente de las deudas, de la enfermedad, de las emociones no gratas que nos embargan, de cualquier preocupación, es lo que deberíamos anhelar conseguir. Ver cada experiencia difícil como la oportunidad de poder crecer, supone un desafío que siento que podríamos lograr si miramos cada experiencia de vida desde el amor, como la oportunidad que nos pone la vida para poder vernos en ese instante y poder comprender el aprendizaje que la experiencia conlleva y sanarnos de verdad.

Sonríe más. Cambiará la perspectiva de todo, miraras el lado positivo de la experiencia y el aprendizaje que conlleva. Muchos de esos filtros con los que observamos nuestra realidad los tenemos muy arraigados al punto de ni siquiera darnos cuenta que existen, pero sí es posible que logres verlos y finalmente trabajarlos para permitirte ahora si ser feliz. No te quedes en que todo permanecerá igual para siempre, está en ti la capacidad de ver la vida con otros ojos y disfrutarla.

 

Agradece más, desde lo básico, eres privilegiada.

 

Sonríe y vive cada experiencia que tengas de vida desde el amor, ¡siempre!

 

¡Un abrazo!

Loreto