¿Cuándo y por qué elegir orgánico? revolucionutricional
15633
post-template-default,single,single-post,postid-15633,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

¿CÚANDO Y POR QUÉ ELEGIR ORGÁNICO?

¿Cuántas veces te has cuestionado que tan necesario es realmente optar por frutas y verduras orgánicas?  ¿Cuáles son los beneficios de consumir estos alimentos de forma orgánica, libres de químicos?

Éstas y mas dudas podrás resolverlas con el siguiente post.

 

 

Antiguamente todos los cultivos, la crianza de animales y los procesos de producción de granos eran orgánicos, respetaban los procesos y ritmos naturales de cada alimento, respetaban los suelos donde se cultivaban o producían o criaban estos alimentos y toda la comunidad podía aprovechar los nutrientes que cada alimento aportaba en su totalidad.

Desde la segunda guerra mundial y el comienzo del uso de químicos en la agricultura: los alimentos y los suelos donde se cultivan, han ido perdiendo sus nutrientes.

Se realizan monocultivos en extensiones enormes de suelo, lo que genera la pérdida del equilibrio natural del ecosistema, tienden a tener mayor riesgo de plagas e infecciones lo que ha ido generando, con el tiempo, la necesidad de productos que mantengan las infecciones controladas. Fue así como nacieron los pesticidas, fertilizantes, herbicidas, etc.: químicos, que ponen en alerta nuestro sistema inmunológico, nos inflaman y enferman.

Hoy en día se requiere de más energía y agua para la producción de químicos que se usarán en agricultura, que para la siembra, mantención y cosecha misma. Los suelos están cada día más erosionados y carentes de  nutrientes, por el monocultivo y el uso de químicos. Y nos exponemos a diario a una cantidad enorme de químicos, ya no solo en los alimentos procesados, sino que también en aquellos que la naturaleza nos da, siendo nuestros niños los más sensibles a su efecto inflamatorio y dañino.

Al elegir orgánico, aparte de evitar exponerte a los químicos mencionados, potencias la agricultura local y la rotación de cultivos para mantener el suelo fértil y puedes obtener además, los nutrientes que esperas de cada alimento.

A pesar de los beneficios que obtenemos al elegir orgánico, hoy en día las frutas y verduras orgánicas siguen siendo de mayor costo. Es por esto que te comparto estas 2 listas, con los 12 alimentos más contaminados y los 15 menos contaminados. Usa esta lista cuando debas decidir que comprar, aprende sobre fechas de cultivos y opta orgánico poco a poco. Tu cuerpo y familia te lo agradecerán.

 

Los 12 alimentos más contaminados (“Dirty Dozen“)

  1. Espinacas
  2. Manzanas
  3. Frutillas/Frambuesas
  4. Pepino
  5. Apio
  6. Tomate
  7. Uvas
  8. Pimentón
  9. Zapallo de verano
  10. Papas
  11. Ají
  12. Kale/Cilantro

 

Los 15 alimentos menos contaminados (“Clean Fifteen“)

  1. Melón
  2. Piña
  3. Kiwi
  4. Mango
  5. Papaya
  6. Cebolla
  7. Camote
  8. Espárragos
  9. Palta
  10. Repollo
  11. Choclo
  12. Berenjena
  13. Champignones
  14. Arvejas
  15. Pomelo

 

Te sugiero incorporar alimentos orgánicos. Parte comprando, al menos, aquellos dentro de la lista de los más contaminados, nota la diferencia de sabor y lo deliciosas que quedan tus ensaladas y comidas con frutas y verduras orgánicas. Intenta hacer el cambio de forma progresiva cada semana y permite darte alimentos limpios y nutritivos que potenciarán tu versión saludable.

 

Un abrazo grande!!

Loreto