Suelta el control, vive el aquí y ahora.
15631
post-template-default,single,single-post,postid-15631,single-format-standard,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive

SUELTA EL CONTROL, VIVE EL AQUI Y EL AHORA.

Si eres de aquellas mujeres que está casi todo el tiempo atenta al listado interminable de cosas pendientes por hacer, que siente que está siempre atrasada con una sensación constante de andar corriendo, que necesita días con más horas porque pareciera que el tiempo no alcanza para nada, trasnochas recurrentemente y te sientes agotada durante el día; te cuento que hay algo que puedes hacer al respecto.

Todo esa sensación de urgencia ocurre, porque inconscientemente, la velocidad de la vida, la necesidad de ser una super profesional, la super mamá, respondiendo a patrones estandarizados de conducta o de orden, hacen que sin querer tengas la cabeza a full tratando de organizar, controlar, asegurar, facilitar, etc., lo que sucederá durante las próximas horas o días, semanas, meses, años!! y no estás consciente de lo que estás viviendo en este preciso momento: en el aquí y en el ahora.

El desprenderte de la realidad actual, de este preciso instante, hace que la vida se vuelva un listado interminable de cosas que jamás podrás hacer y resolver del todo y permanecerás en un estado de constante angustia.

El poder conectarte con el aquí y ahora te permitirá conectarte con la calma del presente, con la experiencia que estás viviendo en este momento y no solo te permitirá calmar la cabeza y fluir más, sino que también se acompañara de una sensación de goce, disfrute y gratitud por las oportunidades que te da la vida, de poder tener o hacer aquello en que estás en ese momento. Cuando te urgen demasiadas cosas, no te detienes a ver y agradecer por todo lo que tienes o por las oportunidades y experiencias que la vida te da.

Esta instancia de goce del presente, es algo desconocido para la mayoría de las mujeres, necesitadas del control para aplacar los miedos que rondan en el momento en que podrían dejarse fluir. Este fluir es lo que buscamos finalmente, fluir desde el corazón, desde el alma, dejando que ellos guíen nuestras decisiones y nuestras prioridades, solo así podremos sentir que es realmente lo más urgente por resolver y que cosas podemos empezar a eliminar o dejar para el final en nuestro listado interminable de pendientes.

 

Te doy algunos consejos para que logres estar más presente, para que tu cabeza se calme y puedas empezar a disfrutar:

 

  1. Respira profundo al menos 5 veces unas 3 veces al día o más, si logras recordarlo.
  2. Toma agua.
  3. Elimina la cafeina.
  4. Elimina alimentos procesados.
  5. Pon la atención en cada actividad que haces a diario: al lavar tus dientes, al ducharte, al jugar con tus hijos o sobrinos, baja el ritmo al caminar, etc.
  6. Pon letreros que digan “aquí y ahora” en post it en los espejos del baño y del auto, en tu fondo de pantalla de celular, en tu agenda.
  7. Involúcrate o estudia alguna disciplina que te resulte interesante y te ayude a conectarte: medita, haz yoga, algún arte marcial, etc.

 

Conéctate con el aquí y ahora desde la necesidad mas básica, hasta aquellos instantes de ocio que a ratos no nos permitimos. Empieza hoy y pon en práctica cada uno de mis consejos. Respira profundo e intenta persistentemente frenar la cabeza, conectarte con ese preciso instante y dejar el acontecer al destino. Logra la conciencia plena del instante que estás viviendo, solo eso te permitirá saber cuales son las necesidades reales que debes atender.

Empieza ahora!

 

Un fuerte abrazo!

Loreto

 

PD: Si te pareció interesante este artículo no dudes compartirlo en redes sociales.

PD2: Suscríbete a mi newsletter y recibirás todas las semanas información valiosa para ir implementando en tu cambio de hábitos y para inspirarte en este proceso de hacer consciencia de quién eres y qué necesitas realmente, siempre en paz y desde el amor.